martes, 20 de agosto de 2013

ORQUÍDEA EN GENERAL ... Y LA DE IKEA EN PARTICULAR

Ya fueron varias personas las que al ver "de refilón" la orquídea del salón de mi casa en las fotos de Instagram, me preguntaron que es lo que le hacía para que estuviese tan "floripondeada".


Mi orquídea es de Ikea (7€), tiene ya tres años y lo que le pasa ... ¡es que lo doy muy buena vida!

Un día a la semana (en mi caso el domingo) le echo un chupito de agua. Lo del "chupito" es la clave. Necesita muy poca agua. En invierno la riego con la misma frecuencia y la misma cantidad, pero de agua tibia.

Nunca le puede dar la luz directa del sol. Si la luz. No los rayos de sol.


En el momento en el que le caen todas las flores y no hay ningún brote pendiente de florecer, con unas tijeras, corto el tallo por el cuarto nudo.


Y con estos cuidados ... ¡la tengo la mar de contenta!

3 comentarios:

  1. Pues la tienes preciosa!! A mí las plantas me gustan pero soy una calamidad con ellas y siempre acabo ahogándolas.
    Besitos y feliz miércoles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi antes no me duraban nada. Y después de mucho leer y preguntar, descubrí que lo que yo hacía era "enchouparlas" de agua. Aquí el "más vale que sobre, que no que falte" ... ¡¡es un error!!

      El agua ... ¡en pequeñas dosis!

      Un bico

      Eliminar
    2. Anotado!! Lo tendré en cuenta para la próxima vez.
      Besitos y feliz jueves

      Eliminar