martes, 17 de septiembre de 2013

CHICHOS A PRUEBA DE NIÑOS

Lucía, para lo pequeña que es, tiene una importante mata de pelo. Muchas mamás me dicen: "qué suerte!! cuánto pelo!!"

Pero la realidad de estos pelos-locos son unos chillidos importantes a la hora de peinarlos (hoy por hoy, tema más que solucionado con el Tangle Teezer) y el inconveniente de tener que sujetarlos.

El "sujetarlos" ... ¡era imposible! Desde muy pequeña, se sacaba la goma, se la metía en la boca y la mascaba como si fuera un chicle.

¿Solución? como para todo en esta vida ... ¡claro que hay! me lo enseñaron en su peluquería ... ¡y funciona!


Haremos el chicho en 3 pasos:

1. Hacemos un chicho flojo (dejando la goma a mitad de recorrido)

2. Separamos el pelo del chicho en dos, y metemos la parte de la goma por el medio de ambas.

3. Sujetando el chicho por el extremo, con la otra mano empujamos la goma hasta que quede bien pegada a la cabeza.

(Las mejores gomas para hacer esto son las finitas, incluso las de silicona)

¡¡Qué tengáis un buen martes!!

3 comentarios:

  1. jajajajajaj! eres genial!!! voy a tener que pedirte tanto consejo a partir de enero...

    http://maritienblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya verás vaya "chichos" más guays le vas a hacer a Telma!

      Un beso

      Eliminar
  2. La verdad es que de pequeña yo le tenia un temor a esas gomas.. Tengo el pelo rizado y las condenadas costaban más de salir jjeje

    besos

    http://blackshoess.blogspot.com.es/2013/09/de-boda-con-sonia-pena.html

    ResponderEliminar