martes, 28 de mayo de 2013

BODAS ... ¡A REMOJO!

Yo me casé un 19 de septiembre, y llovió. Miento, no llovió, por la mañana ... ¡diluvió!

Pero si algo te enseña vivir en Galicia, es que puede estar luciendo el sol a todo lucir, y en cuestión de diez minutos ponerse a llover como si no hubiera un mañana ... Y para que esto ocurra, no tiene que ser el mes de diciembre. Puede ser un 25 de julio, un 15 de agosto, así que, aquí ... ¡nadie está a salvo!

Cierto es que mi boda no la planeé demasiado. Al menos, no la planeé tanto, como lo hubiera hecho hoy por hoy. Pero si algo saqué en claro el día de mi boda ¡¡es que la lluvia no te va a arruinar el día!!

Y si no ... mira ...








¿Hay algo más romántico que los dos, bajo un mismo paraguas, lloviendo? ... ¡¡me encanta!!






¿Y algo más dulce que una novia con unas botas de agua?

¡¡Qué tengáis un buen martes!!


5 comentarios:

  1. Desde luego el paraguas hace que las fotos dejen de ser corriented y el toque botas soy totalmente fan!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A qué si? aisss... cuanto me arrepiento de que no se me hubiera ocurrido a mi lo de las botas de agua ...

      Un bico

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Yo me casé un 12 de Mayo y tb llovió. Mis fotos favoritas son las q tenemos los dos bajo el mismo paraguas. Y adm dicen q trae suerte. En mi caso es así: ya han pasado 12 años!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que, ya lo dicen las abuelas ... "novia mojada, novia afortunada"

      Un beso

      Eliminar
  3. pues yo me casé un 3 de septiembre y nos hizo un sol espectacular...qué suerte hija!

    http://maritienblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar