miércoles, 24 de octubre de 2012

ROSARIO DE CASTAÑAS

Continuando con los planes que tengo para Samaín-Halloween-Difuntos (como siga así, voy a necesitar unas semana de festejos...), esta es una de las cosas de las que no me puedo olvidar, porque quizás, para mi, es la que más valor sentimental y tradicional tiene: TENGO QUE HACERLE A LUCÍA UN ROSARIO DE CASTAÑAS COCIDAS

Source: O chiringuito galego

Todos los años, la abuela Concha, hacía rosarios de castañas para mis primos y para mi. Cuando yo era pequeña, si que recuerdo ver a más niños con los collares de castañas, incluso recuerdo el haberlo llevado al cole alguna vez, pero ahora apenas se ven, y nunca supe por qué se hacía eso...

Source: En el país de las últimas cosas

Así que me puse a investigar, y según Vicente Risco (una importante figura de la literatura gallega), las madres colgaban del cuello de sus hijos rosarios de castañas cocidas para ir a los cementerios, en la creencia de que por cada castaña que se comía el niño se liberaba un alma del purgatorio ... 

¡Toma moreno! ¡pues anda que no liberé yo almas ni ná...!

En vuestras ciudades, ¿también existe esta tradición?

Muaaa

3 comentarios:

  1. Hola, que bonitooo, no conocía esta tradición, es bonito que la quieras seguir, besos

    ResponderEliminar
  2. En Ferrol, la abuela de mis primos lo hacía para todos los niños

    ResponderEliminar
  3. En Ferrol, la abuela de mis primos lo hacía para todos los niños

    ResponderEliminar